19 abr. 2012

Lo siento, me he equivocado

Así, tan simple, tan de barrio, tan de toda la vida. Lo hemos dicho todos y a veces no pasa nada y nos perdonan y otras muchas tenemos consecuencias. Lo dijo nuestro "querido" Rey Don Juan Carlos. Lo mas curioso de esto es que lo que a nosotros nos parece lo mas nomal del mundo, en la casa real no es asi, pues es un hecho sin precedentes que salga el rey a pedir perdón. No lo han hecho ni con la polémica Urdangarín, pero ese mismo caso, mas el del elefante y la cacería, mas lo de Marichalar y un largo etc empieza a cansar a este país. Esto ha sido la gota que ha colmado el vaso, pero un simple, me he equivocado, lo hemos convertido en algo grandioso, pues nuestro rey nunca se habia rebajado tanto antes. ¿Le honra? Parece ser que para muchos si, y es suficiente. Para otros no.


Si tu engañas a tu novia, te puede perdonar ( o no), pero queda ese resquemor y falta lógica de confianza. Si la mangas en el curro te echan y si eres directivo de  una gran empresa y la cagas, o dimites, o te hacen dimitir. Pero con la monarquía es diferente, con un perdón, me he equivocado ya vale. ¿No hay consecuencias? Esto es España.

Los republicanos hablamos del fin de la monarquía, aunque sabemos que sigue siendo algo muy lejano. Los menos radicales exigen la abdicación y que dé paso a Felipe, su sucesor. Pero lo único cierto es que todo se quedara como esta, porque aquí manda el rey y nosotros somos el pueblo llano que no tiene ni voz ni voto.

No hay comentarios: